Consejos para dolores en piernas, varices y Mala Circulación

Generalmente la mala circulación afecta más a las piernas, ocasionando sensación de cansancio, hormigueo, hinchazón e incluso dolor. Cuando la sangre se estanca en los vasos y venas estas se hinchan hasta tal punto que las válvulas de las venas dejan de funcionar formando las varices y es importante hacer algo para impedir que aparezcan.

Existen factores que afectan la mala circulación de la sangre en nuestro cuerpo:

  • La edad, ya que afecta principalmente a adultos mayores
  • Antecedentes familiares
  • Obesidad y mala alimentación
  • Una vida sedentaria y falta de ejercicio
  • Las mujeres tienen más a tener problemas de circulación que los hombres


Lo mejor para los problemas circulatorios es el ejercicio, Los mejores ejercicios son caminar, la natación y bicicleta a un ritmo lento. Si no se tiene mucho tiempo al menos procurar caminar 30 minutos al día.

En ocasiones los problemas circulatorios se deben a una mala alimentación, el consumo de alimentos con altos niveles de almidón, azucares, grasas saturadas, sumado con muy poco o nada de ejercicio puede ocasionar un mal desempeño de la circulación sanguínea.

Por lo tanto una alimentación equilibrada, rica en fibra, y beber suficiente agua, nos ayudará a mejorar nuestra circulación.

La naturaleza nos da siempre alternativas para ser mantener una buena salud, lo mejor para una buena circulación es consumir alimentos ricos en potasio como las legumbres en especial los frijoles y la soya, También el consumo de alimentos ricos en Vitamina C como cítricos, chiles y espinacas.

Los alimentos con Flavonoides ayudan mucho con la circulación, las frutas, verduras y hortalizas coloridas son ricas en Flavonoides asi como en, el té verde y el chocolate.

También existen hierbas como cola de caballo y elginkgo biloba , que pueden ayudar con los problemas de circulación y se pueden conseguir en forma de cápsulas en tiendas naturistas y macrobióticas, y es una manera efectiva para mejorar la circulación. <strong>El Ajo</strong> es otro alimento que ayuda mucho a mejorar la circulación.

Evitar la flacidez muscular, ya que los músculos firmes ayudan al retorno de la sangre, pero no musculatura en exceso, pues al contrario una musculatura excesiva puede empeorar la circulación de la sangre.

Masajes con geles refrescantes también son efectivos. Los masajes son mejores por la noche, y para masajear las piernas lo mejor es mantenerlas en alto.

El uso de zapatos cómodos ayuda con la circulación, tacones demasiado altos son perjudiciales, así como zapatos muy planos, un tacón ideal no debe ser más pequeño que 2 cm hasta el suelo. Usar prendas muy talladas también afecta la circulación.

Evitar estar mucho tiempo expuesto a fuentes directas de calor como un horno, una cocina o bañarse con agua muy caliente. De igual forma evitar el exceso de frío, ya que los vasos sanguíneos son dilatadores, y se ven afectados por los cambios de temperatura.

Al dormir es bueno elevar las piernas un poco más que la cabeza para ayudar al retorno de la sangre y es importante poder cambiar de posición. Estar mucho tiempo de pie o sentado es malo para la circulación, así que si su trabajo le exige estar mucho tiempo en una misma posición, debe tratar de moverse.

El sobrepeso es un factor importante en los problemas circulatorios pues recarga las piernas. Tratar de mantener el peso correcto es siempre una medida para la buena salud del cuerpo.

En el caso de las mujeres embarazadas la aparición de varices es normal y generalmente disminuyen después del embarazo, lo mejor es que las mujeres estén tranquilas de esto durante el embarazo.

Cuando el dolor e hinchazón en las varices es muy intenso es importante consultar a un médico, pues podría ser un indicativo de un problema más grave, en especial si se es aún muy joven ya que este problema no es normal en gente joven, y por demás buscar junto con el médico o especialista las causas internas que las han provocado, ya que de nada sirve quitarlas para que luego vuelvan a salir.