Propiedades del mango africano

¿Es diferente respecto al mango que conocemos?

Sí, el mango africano (Irvingia gabonensis), pertenece a una familia totalmente diferente que el mango que conocemos en países tropicales como el nuestro. Pertenece a la familia Irvingiaceae y es una especie encontrada particularmente en África.

Es por esto que tanto a su fruto como a sus semillas se le atribuyen propiedades totalmente diferentes, entre los usos más conocidos, se atribuye al uso del extracto de la semilla del mango africano, la cual es como coadyudante en la pérdida de masa corporal y potente antioxidante.

Efectos producidos a nivel corporal

Respecto a diferentes estudios realizados en humanos, se puede determinar que refiriéndonos al peso, el consumo del extracto de la semilla de mango africano en conjunto con una dieta balanceada, es capaz de dismuniur el peso corporal hasta en un 2.7%, utilizándolo únicamente durante un mes.

Además, la ingesta por el menos un mes, también puede ayudarnos a disminuir nuestras medidas corporales, como en circunferencia de cintura y cadera.

Efectos a nivel de lípidos (grasas) en sangre

Con respecto a los lípidos en sangre, el uso del extracto de la semilla del mango africano también nos ayuda a reducir lo que es el colesterol total, colesterol LDL (colesterol malo) y los triglicéridos a nivel sanguíneo.

Por esto además de ser adelgazante, también nos ayuda en la reducción del exceso de grasa en sangre, lo que a largo plazo lo convierte en un producto cardioprotector, debido a que el exceso de colesterol y colesterol LDL en sangre puede ir afectando nuestras arterias y nuestro corazón produciendo arterosclerosis (patología en la cual se nos acumula grasa a nivel arterial).

Refiriéndonos al colesterol HDL (colesterol bueno), el consumo de este suplemento dietético nos ayuda a aumentarlo. También a nivel sanguíneo se ha demostrado que el consumo de este producto ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre.

Mecanismo de acción

Los efectos de la semilla del mango africano, actúa como una fibra, formando mejor las heces para que de esta forma la evacuación sea mucho más fácil. También acelera el metabolismo, al acelerar el metabolismo y promover la evacuación ayuda a ”limpiar” las grasas del cuerpo y a eliminarlas.